N26 es un banco bananero

Siempre me río cuando se pretende unir dos palabras que son realmente incompatibles en su concepto. Decir «inteligencia militar» sería un caso real de incompatibilidad porque o se es militar o se es inteligente pero que se den las dos cosas a la vez es imposible. Pues lo mismo sucede con «banca inteligente» una mezcla imposible que se produzca a la vez. N26 pretende apropiarse del término «banca inteligente» cuando detrás del banco en su equipo directivo la inteligencia brilla por su ausencia.

Tuve la desgracia de dejarme alumbrar por lo novedoso de su aplicación móvil pero mi pesadilla empezó tres semanas después de abrir la cuenta. Un cliente, franquiciado mío, se le ocurrió hacerme una transferencia de más de 110 mil euros para una compra. Dada mi actividad normal en esos mismos días tuve otras transferencias más. El caso es que pasaban las horas y no llegaba ninguna. Lo que hace cualquier hijo de vecino ante semejante irregularidad es intentar contactar con el servicio al cliente. Un chat cutre en el que hay ignorantes contestando. ¿Y por qué? porque leer que te contesten la memez de que seguro que el cliente ha escrito mal mi cuenta es de ser, aparte de ignorante, algo gilipollas. Porque vamos a ver, supongamos que un banco te permita hacer una transferencia sin una comprobación automática del IBAN pero que 5 clientes se equivoquen simultáneamente es algo que raya lo extraterrestre. Sería el colmo de las equivocaciones simultáneas.

Ante estas situaciones es cuando se ve si un banco es serio o no. ¿Qué hizo N26? no contestar nunca, esconderse, bloquear, ignorar, retener el dinero días y más días, aguantar quejas y más quejas. Incluso me han llegado a decir por email que me equivoco porque a ellos no les consta que tenga cuenta con ellos. No creo que terminen de arreglarlo nunca porque va en el ADN de sus directivos tanta estupidez concentrada.

¿Mi balance? … pues nada … de las tranferencias que tuve que recibir ese fatídico día tres meses después aún siguen sin devolver una de 30 euros. Son unos piratas. No es por los 30 euros no …. lo que demuestra eso es que se trata de un banco que ni sabe ver un descuadre contable a su favor. Motivo por el cual afirmo que no es un banco inteligente, no, N26 es un BANCO BANANERO. Cuidado !!! porque para ser inteligente hay que saber sumar y restar !!! Condición sine qua non.

Un banco que no sabe contar es un banco que no es de fiar.
Miquel J. Pavón Besalú