Resulta que un familiar mío regenta una tiendecita y como sabe de mi interés por estos temas va y me cuenta un hecho real dantesco. Tiene unos chicos que de vez en cuando pasan y le limpian los cristales del escaparate. Lo hacen bien. Y uno que les encarga la limpieza casi por ayudar más que otra cosa. Total que así de pasada al pagarles los cinco euros en cash por su servicio los limpiacristales, aparte de dar las gracias, comentan que el banco les ha kancelado la kuenta por blanqueo de kapitales. Inaudito pero cierto.

Es evidente que el banco no tiene ni puñetera idea. Realiza un abuso de poder inpune y alegal. La legislación al respecto es muy clara: solo existe blanqueo cuando el origen de los fondos es ilegal pero ejercer una actividad profesional y cobrarla en efectivo no es un origen de los fondos ilegal. En todo caso puede haber un posible fraude tributario aunque no es el banco quien tiene potestad para juzgar este extremo. Y recalco lo de posible porque muchos son los que lo declaran todo.

¿Qué está pasando? ¿Por qué hay tanta estupidez? pues seguramente porque las normas han cambiado al respecto. Hoy en día el responsable penal de lo sucedido en una oficina bancaria es el director/a. Está claro que nadie va a defender a un cliente bajo ningún concepto a la mínima duda. Antes uno salva el pan de sus hijos y que su kulo no acabe en prisión que permitir que unos limpiacristaleros ingresen sus pingues beneficios en la bollante kuenta bancaria.

¿Somos humanos? … ya no …